ESPECIAL MUJERES VENEZOLANAS - TRIBUTO AL DÍA DE LA JUVENTUD

Katherine Rodríguez

La mujer venezolana siempre ha sido destacada por su distinta belleza, por su diversidad y mezcla de razas perfectas que llama la atención de todo el mundo, pero esta belleza externa la de la mujer venezolana siempre ha sido un referente de fortaleza, de lucha, sacrificio y emprendimiento, con visión de futuro.

Katherine Rodríguez - Modelo

Katherine Rodríguez - Maracay Aragua

¿Son las venezolanas las mujeres mas bellas del mundo?

Muchas personas se han preguntado cuál es el secreto de las venezolanas para triunfar en los certámenes de belleza. Cada vez que hay un concurso de belleza en el ámbito internacional, todas las miradas se concentran en la chica venezolana.

La mujer venezolana se caracteriza por ser autentica, independiente e inteligente, le gusta vestirse y arreglase bien.

«Instagram»

 

 

Las chicas venezolanas viven para la belleza les encanta verse bien. Una muestra de ello son las distintas redes sociales de estás increíbles mujeres, que además se destacan en otras actividades y en ocasiones superan a los hombres en el ámbito laboral.

TRIBUTO AL DÍA DE LA JUVENTUD

Día Internacional de la Juventud: empoderando a las jóvenes de Venezuela

 

Emmy Carrero

Tributo a la mujer venezolana, en el día de la juventud.

Cada 12 de agosto se celebra en todo el mundo el Día Internacional de la Juventud, una fecha para conmemorar y apostar por el futuro de la humanidad. Los jóvenes son fundamentales en la senda del cambio social, el desarrollo económico y la innovación tecnológica.

A través de esté especial para tus sentidos, queremos aclarar qué no, nos hacemos responsables de la cuenta del cardiólogo.

¿En qué consiste la verdadera belleza, de nuestras mujeres?

La mujer es bella no por sus formas exteriores, sino por su riqueza interior. Su hermosura no está en su figura; se ve en sus ojos que son la ventana a la bondad de su corazón y a la pureza de sus sentimientos.

Mujer.

Tampoco está en la suavidad de su piel o en el brillo de sus cabellos, sino en la ternura de sus caricias y la dulzura de sus palabras; ni en la fuerza y consistencia de sus contornos sino en la solidez de sus convicciones y la fortaleza de sus principios.

Porque la verdadera belleza de la mujer se manifiesta en la grandeza de su alma, de donde resplandece su riqueza espiritual, su entereza ante el dolor, su dedicación a servir y su inagotable capacidad de amar.